.


¿Qué propone la Danza Movimiento Terapia?

Según la Asociación Argentina de Danza Terapia (AADT) la danza movimiento terapia (DMT) es "el uso terapéutico y/o psicoterapéutico del movimiento y de la danza que busca favorecer procesos de integración emocional, cognitivo, físico y social". La forma de movernos es producto de patrones de pensamiento, y del mismo modo, diversas formas de movernos y expresarnos a través del cuerpo, afectan de manera directa el pensamiento y las emociones.

La DMT tiene su origen en Estados Unidos en la década del ´40 de la mano de bailarinas y bailarines que comenzaron a explorar los efectos terapéuticos de la danza y el movimiento en pacientes neuróticos y psicóticos, en personas con traumas y con enfermedades orgánicas o mentales. Algunas de las referentes más importantes son Marian Chace, Trudi Schoop, Lilian Espenak, Mary Whitehouse, entre otras.



Se considera al movimiento como la unidad de análisis, al igual que lo es la palabra en las psicoterapias verbales. Se trabaja generando condiciones de disponibilidad para que se amplíe el repertorio de movimientos corporales, ampliando así también los patrones de pensamiento y la gama de experiencias emocionales susceptibles de ser experimentadas.


Es beneficioso tanto para personas con diversas discapacidades o patologías como para aquellas personas quienes quieran profundizar en el conocimiento de sí mismas, tengan la necesidad de sanar traumas pasados o afrontar situaciones específicas de cada etapa del ciclo vital.


Beneficios

Cuerpo y mente interactúan como una unidad, y una modificación en cualquiera de ellos influye en la totalidad de la persona 

El movimiento es un proceso cargado de simbolismo, por lo que permite reflejar con facilidad procesos inconscientes 

El cuerpo es registro de marcas que no pueden ser expresadas por la palabra, o que requieren de un abordaje no verbal previo a la aparición de la palabra 

La creatividad y el arte en el movimiento permiten experimentar con nuevas formas de ser y estar en el mundo cotidiano 

Un espacio seguro y el acompañamiento cuidadoso de la danza terapeuta favorecen la exploración del mundo interno de quien consulta y la expresión personal 

El espacio de grupo terapéutico permite explorar nuevas formas de vincularse y crear lazos de características diferentes a las que conocemos